¿Qué métodos se emplean para realizar traducciones oficiales?

0


En la actualidad hay múltiples formas para llevar a cabo traducciones oficiales. El método más común es la traducción humana, que como su nombre lo indica es hecha por personas. Puede abarcar días o semanas, según la longitud del texto a traducir y de si es un solo profesional o varios trabajando al mismo tiempo. De todos los métodos es el más costoso, debido a que se emplea el tiempo y la preparación académica de un profesional. Suele producir resultados exactos, aunque de todas maneras muchas agencias de traducción asignan a un empleado para que revise el trabajo, una vez que esté completado. Esto es una forma de estar seguro que la traducción satisface las exigencias del cliente, aparte de examinar si hay algún gazapo en la labor completada.


¿Cómo se efectúa una traducción humana?

Una de las técnicas más rápidas es la de traducir palabra por palabra. No considera el contexto, sino solo intercambia una palabra de un idioma al otro. Por ello, es posible completar una asignación así en poco tiempo. El problema es que por la falta de contexto, se puede tergiversar el significado de algunas oraciones o frases. Justamente por ese motivo, casi no se usa este método. En una traducción oficial de documentos puede que se traduzcan así ciertos datos técnicos que tienen un significado exacto, a diferencia de construcciones lingüísticas como los refranes, que pueden tener diversas interpretaciones. La traducción literal no se debe confundir con la traducción palabra por palabra, debido a que al traducir literalmente, se cambia el orden de las palabras para adaptarlo a su significado más cercano del idioma objetivo. Por otra parte, la traducción semántica se concentra en la belleza de los textos, es decir, en reproducir las metáforas, las cacofonías y las alusiones que plantea el autor del texto inicial. Es útil para traducir poemas, líricas, poesías, etc. Por último, la traducción hecha por humanos también tiene un efecto comunicativo, ya que es importante que todo se entienda y no se presta para malentendidos.


¿Cómo se usa la tecnología en las traducciones?

Primero y principal, hay que aclarar que actualmente la mayoría de los traductores (por no decir todos), se valen de herramientas tecnológicas para aclarar cualquier duda, investigar un término complejo, entre otras aplicaciones. Es imposible que un traductor conozca al 100% un idioma, puesto que ni siquiera los hablantes nativos conocen a la perfección su propio lenguaje. Aunado a ello, es poco práctico que un profesional ocupe tiempo en revisar varios libros para despejar alguna interrogante que tenga, cuando puede hacer una búsqueda instantánea por internet. Ahora bien, la traducción automatizada está disponible para todos y muchas veces es gratuita, pero no se compara con el servicio que puede ofrecer un traductor humano. En primer lugar, los sistemas cometen muchos errores y la forma en que organizan las oraciones puede ser incorrecto (incluso llega a ser extraño, en ocasiones). Y en segundo lugar, no tienen la experiencia de haber usado los idiomas en la vida diaria, así que no entienden el contexto de muchas palabras.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios